FACHADAS DE LADRILLO VISTO

La clasificación entre los ladrillos vistos cerámicos y los clinker se establece en función de la absorción de agua, la densidad absoluta y la resistencia a la compresión.

EL LADRILLO VISTO CERÁMICO, tiene una larga trayectoria histórica, llegando a nuestros días con muy buena salud. 

Los ladrillos se obtienen a través del secado y cocción de la arcilla húmeda  moldeada, y han sido  la base para la fabricación de muros, fachadas y cerramientos. 

Las innovaciones tecnológicas que se le han ido incluyendo al ladrillo visto cerámico, han mejorado sus prestaciones y durabilidad, aunque no puede igualar a las que sostienen al LADRILLO VISTO CLINKER.


EL LADRILLO VISTO CLINKER tienen las máximas prestaciones y calidad, ya que no todas las cantera de arcilla son válidas como materia prima, hay que seleccionar arcillas especiales, dosificarlas de forma correcta y extruirlas, para cocerlas posteriormente a muy alta temperatura, consiguiendo vitrificar en toda su masa. 

De este modo, se puede certificar su mínima absorción, y altísima resistencia a la compresión, consiguiendo un máxima resistencia al desgaste y una extrema dureza. Características todas ellas que forman un producto con un excelente comportamiento a los agentes meteorológicos.


 

volver atrás....